Un atentado a una mezquita en la ciudad afgana de Kunduz dejó al menos al menos 50 muertos y 140 heridos, informó una fuente de Médicos Sin Fronteras (MSF).

El responsable regional de los talibanes, Matiullah Rohani, quien está a cargo de la Cultura y la Información, dijo que la sangrienta explosión fue un atentado suicida.

Zalmai Alokzai, un empresario local que acudió al Hospital Provincial de Kunduz para comprobar si los médicos necesitaban donaciones de sangre, describió escenas espantosas.

Leave A Reply