Después de varios domingos de oficiar la misa en Catedral a Puerta cerrada, este domingo el Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa celebró con un aforo del 30 por ciento de fieles, que guardaron la sana distancia, portaron cubrebocas y siguieron los protocolos indicados por las autoridades.

Durante la homilía se refirió al Programa de Vacunación Covid, lamentó que no hayan tenido una buena organización, ya que varios adultos mayores enfermos, en sillas de ruedas o con andaderas  pasaron varias horas en el frío, en el sol y a la mera hora no recibieron el biológico.

“Le he pedido mucho a Dios, que a quienes están al frente de este programa de vacunación que “los ilumine” para que no pase lo que pasó en estos días, 5,6, 10 horas de espera en el sol, en la calle, en la carretera, con peligro de que el tráfico los pueda dañar. Yo le pido a Dios que hay una mejor organización, que se busquen espacios más amplios, techados para que esos ancianitos, abuelitos que van con la ilusión de que la vacuna les va ayudar” dijo.

Reiteró que la vida es sagrada, se tiene que cuidar la propia y la de los demás, para ello es importante ofrecerles buenas condiciones a las personas que se van a vacunar evitando los tumultos que pudieran ponerlos en riesgo de contagiarse Covid-19.

El jerarca de la Grey Católica, propuso a los organizadores del Plan de Vacunación, contemplar las canchas techadas de las comunidades, las escuelas ó en las iglesias y capillas abiertas techadas como las de Pilcaya y Tlapanalá para la aplicación del biológico con una sana distancia sin arriesgar a la población.

“Ojalá que no veamos, lo que vimos en los días pasados, nuestros ancianitos yendo a dormir a la fila de vacunación, con muchas horas de estar ahí, con muchos sacrificios, sobretodo cuidemos a ellos que son los más vulnerables, cuidémonos todos, ¿cuándo nos tocará la vacuna? No sabemos, esto va para largo, pero Dios quiera que pase pronto”, dijo.

Finalmente, pidió a los fieles a no bajar la guardia, aunque ya esté la vacuna ó bajen los contagios, la pandemia sigue.

 

 

 

 

Leave A Reply