El gobierno británico dijo que las reglas comerciales posteriores al Brexit que negoció con la Unión Europea “no pueden continuar” y necesitan una reescritura importante, lo que tensó las ya tensas relaciones entre el Reino Unido y la UE.

El gobierno dijo que Gran Bretaña estaría justificada para suspender unilateralmente el acuerdo Brexit legalmente vinculante, pero había decidido no hacerlo todavía.

Desde que el Reino Unido abandonó el abrazo económico de la UE a fines de 2020, las relaciones se han agriado por los acuerdos comerciales para Irlanda del Norte, la única parte del Reino Unido que tiene una frontera terrestre con el bloque de 27 naciones. 

El acuerdo de divorcio que las dos partes acordaron antes de la salida de Gran Bretaña significa que se deben realizar controles aduaneros y fronterizos en algunas mercancías que se mueven entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido

Leave A Reply