Una mujer perdió la vista parcialmente luego de que se tatuara los ojos, sin embargo declara que aunque se deprimió al principio, no se arrepiente.

Sarah Sabbath, de 26 años, ya no pudo ver “nada” después de tatuarse los ojos, supuestamente porque su tatuador no uso suficiente solución salina.

Sin embargo, la mujer dijo que no se arrepiente de haberse tatuado, y aseguró que siente que lo que sucedió la ayudó a convertirse en una “mejor persona” y que todavía quiere hacerse más tatuajes faciales.

En declaraciones a medios locales , dijo que el tatuador no había medido la solución correctamente porque había “demasiada tinta y poca agua”.

“Cuando terminó su trabajo, el tipo no le puso suficiente solución salina. Tenía demasiada tinta en lugar de más solución de agua, así que me quedé ciega por el tatuaje de mi ojo, dijo. “Me costaba mucho hacer cualquier cosa: no podía ver la televisión, no me gustaba estar cerca de luces brillantes y no me gustaba estar afuera. “Me deprimí mucho, mucho”.

La modelo de 26 años dijo que buscaron atención médica en El Paso, Texas, y consiguieron que un oculista le diera un tratamiento que le ha ayudado, sin embargo aun presenta muchas molestias y no ha recuperado al 100% la visión.

Sabbath se hizo su primer tatuaje cuando tenía solo 14 años y ya estaba cubierta de pies a cabeza a los 20 años.

Dijo que siempre había querido cubrirse con tinta y que sus tatuajes son muy importantes para ella, ya que la han ayudado a convertirse en una ‘persona más fuerte’.

“No me arrepiento de haberme hecho ninguno de los tatuajes que tengo porque me siento más yo misma ahora que entonces. Para mí fue una manera de encontrarme y el dolor que soporté me hizo sentir más fuerte”.

Leave A Reply