Las restricciones relacionadas con el covid-19 supusieron un gran estímulo para el comercio electrónico el año pasado pero no para todas las empresas, según estimaciones de la ONU publicadas este lunes.

En un informe, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, según sus siglas en inglés) observa que el sector registró un “auge espectacular” en un contexto de restricciones de movimiento, pese a que la pandemia destruyó sectores enteros de la economía.

Sin embargo, se detectaron efectos negativos de la pandemia en los servicios de compartición de vehículos o de viajes, indica la institución que se basa en estadísticas de siete países (Australia, Canadá, China, Corea del Sur, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos) y que representan a casi dos tercios de las ventas en línea de empresas al consumidor (llamadas B2C).

Leave A Reply