Vecinos que circulaban por la zona realizaron el macabro hallazgo la mañana de este martes a orillas del Camino a San Antonio Cacalotepec.

Fue minutos antes de las siete de la mañana de hoy que reportaban la presencia de un cuerpo desmembrado en la zona aledaña a Residencial Olivo, los primeros reportes señalaban que el cadáver ya era comido por algunos perros.

Cuando llegaron los elementos de la policía municipal, confirmaron que se trataba del cadáver de un hombre, cuya cabeza fue localizada a unos metros del resto del cuerpo, mismo que presentaba huellas de tortura.

Hasta el momento se desconoce el móvil de tan sangriento crimen así como la identidad del hoy occiso, del que únicamente se puede ver que tiene tatuajes en la cabeza así como un corte tipo mohicano.

Elementos de la Fiscalía General del Estado de Puebla se hacen cargo de las diligencias correspondientes del levantamiento del cuerpo, así como de las investigaciones.

Leave A Reply