Millones de musulmanes en el mundo comienzan este martes el Ramadán, el tradicional mes de ayuno, bajo la sombra del coronavirus que obliga a suspender o abreviar las celebraciones por el temor al contagio.

Desde Indonesia hasta Egipto, millones de musulmanes inician el ayuno sagrado del Ramadán, uno de los cinco pilares del islam. La pandemia impone sin embargo restricciones, que varían de país a país.

Europa, el continente más golpeado por la pandemia, superó el millón de muertes desde el inicio de la crisis sanitaria, mientras que el sur de Asia registra récords de contaminaciones, en especial India, país de más de 1.300 millones de habitantes.

La vacunación se ha convertido en la única esperanza para poblaciones hartas de restricciones. India autorizó este martes la utilización de la vacuna rusa Sputnik V., al día siguiente de que este país registrara 161.000 contagios adicionales, superando por séptimo jornada consecutiva la barrera de los 100.000 nuevos casos diarios.

Leave A Reply