Al celebrar el Día de la Santa Cruz este 3 de mayo, el rector del Santuario Guadalupano Edgar Camacho Jaimes, pidió a los fieles  asumir las dificultades que se presenten con una actitud de fe, esperanza y amor, pese a la pandemia que se está enfrentando dijo que no es momento de lamentarse.

Reconoció que han sido momentos difíciles, en el que cientos de personas han perdido su empleo, la salud, a algunos seres queridos y han vivido muchos momentos de miedo, sin embargo, cargar la cruz significa que pese a los difícil que esté la situación se debe vivir con esperanza para salir adelante.

Durante la homilía, ante la presencia de varios trabajadores de la construcción en la Capilla del Santuario Guadalupano, ubicado en la 16 oriente frente al Fraccionamiento México 68, el padre Camacho Jaimes, oró para que Dios los proteja en su trabajo, para que no se desanimen pese a la difícil situación que les ha tocado vivir.

“La Cruz ya no es un signo de ignominia, ya no es la desgracia para alguien, sino es el signo de la victoria”, dijo.

Por último, invitó a los fieles a aprender de la escuela de Jesús, a  vivir estos momentos de la vida y seguir a delante por bien de las familias y del país.

 

Leave A Reply