El Padre Paulo Carvajal Ramos, durante la Fiesta de la Divina Misericordia en La Compañía, Templo Expiatorio del Espíritu Santo, pidió a los fieles no perder la esperanza durante estos tiempos difíciles y también los exhortó a reflexionar que la peor pandemia que vivimos y que también lleva a la muerte es la envidia y el egoísmo, para que no suceda eso, es importante un cambio de actitud en cada uno.

La celebración se realizó de manera presencial con un aforo reducido, sana distancia y protocolos sanitarios, las personas que ya no alcanzaron lugar se quedaron afuera del templo a escuchar la misa, otros siguieron la transmisión por las redes sociales.

Durante la homilía él Padre Paulo Carvajal Ramos, pidió vivir la Misericordia de Dios, siendo bondadosos con los demás, compartidos y caritativos lo más que se pueda.

Al finalizar la eucaristía se hizo la Consagración a la imagen de la Divina Misericordia, para pedir por los enfermos, las personas que han perdido sus trabajos y las intenciones de cada familia.

Cabe recordar que la Fiesta de la Divina Misericordia fue instituida por el Papa Juan Pablo II, un 30 de abril del año 2000, cuando canonizó a Sor Faustina Kowalska, una religiosa polaca de la Orden de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia.

 

 

 

 

 

 

 

Leave A Reply