El Papa Francisco nombró este domingo a 13 nuevos cardenales católicos romanos, incluyendo nueve menores de 80 años que podrán entrar en un cónclave para elegir a su sucesor después de su muerte o renuncia, entre ellos el arzobispo de Santiago de Chile, Celestino Aós.

Los prelados serán creados en una ceremonia conocida como consistorio en el Vaticano el próximo mes.

Los nueve electores vienen de todo el mundo y aumentan la probabilidad de que el próximo Papa sea una persona que continúe con las políticas de Francisco. Entre los menores de 80 años se encuentra el arzobispo Wilton Gregory de Washington.

Deja una respuesta