Lugareños, aseguran que un ser mitológico habita y sólo cobra la vida de hombres en busca de compañía.

La Laguna de Aljojuca, es un cráter volcánico lleno de agua que además guarda múltiples misterios. La zona es muy popular no solo por su atractivo visual, sino por las leyendas a su alrededor.

Aljojuca proviene del náhuatl atl, agua; xoxouhqui, azul, color de cielo, y ca, en; atl-xoxouhca, es decir: “en el agua azul celeste”.

Tiene un diámetro estimado de un kilómetro, así como una depresión de aproximadamente 400 metros de profundidad. El fondo de la laguna se estima que es de 100 metros más.

De acuerdo a estudios geológicos, se formó sobre un volcán, que se extinguió hace muchos años.

Se dice que hace muchos años una niña pastora llevaba a sus borregos a pastar cerca de una barranca, pero en una ocasión uno se extravió y aunque lo buscó no pudo encontrarlo, sino hasta horas más tarde que este regresó con el hocico mojado.

A la niña le extrañó que regresara en esas condiciones, debido a que cerca de la zona no había ningún sitio con pozos ni cuerpos de agua.

La pastorcita siguió a su oveja y la vio descender por la barranca y llegar al fondo para beber agua de un charco, a la niña le sorprendió porque no había forma aparente de que pudiera haber agua, ya que ni siquiera era temporada de lluvias.

Curiosa por descubrir lo que pasada, comenzó a escarbar en la formación del charco y el agua comenzó a brotar más hasta subir el nivel e inundar la barranca, hasta que la niña se ahogó… pero no murió, sino que se transformó en una sirena, porque el agua estaba encantada.

Decenas de hombres han perdido la vida en la laguna, mientras que las mujeres salen ilesas, aunque declaren que no saben nadar. Es decir, para ellos es un lugar que atrae la muerte de los varones, debido a que la sirena los atrae para que le hagan compañía.

 

Leave A Reply