París Saint Germain y Chelsea obtuvieron importante ventaja en calidad de visitantes al derrotar a Bayern Munich y Porto, respectivamente completándose los Juegos de cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

LOS PARISINOS Y SU ALIADA, LA NIEVE

PSG se impuso como visitante 2-3 al Bayern Munich en tierras bávaras y donde una tormenta de nieve fue la principal aliada francesa de principio a fin.

Thomas Muller, siempre aguerrido

El 0-1 llegó con Neymar quien asistió a Mbappé para que batiera a un Neuer que quizás pudo hacer más en el minuto 3. Este tanto, curiosamente espoleó aún más los bávaros, que atacaban por todas las zonas del campo. Pero Navas, era un muro como mostró ante Goretzka y Pavard.

El que volvió a golpear antes de la primera media hora de juego fue el Paris con un genial pase de Neymar a Marquinhos, que no falló ante Neuer. Aunque el 0-2 no minaba la moral del Bayern. Así, antes del descanso encontró el premio de gol cuando Chopuo-Moting con un cabezazo acortó distancias para el 1-2.

Mbappé fue la figura con par de goles

Para la parte complementaria, Thomas Müller en el 60′ puso algo de justicia en el luminoso con el 2-2.

Pero un golazo de Mbappé se volvió adelantar en el marcador ocho minutos después para el 2-3 y con este nuevo mazazo siguió sin cambiar el guión de un Bayern que embotelló hasta el final a su rival rozando el empate, pero el Paris resistió apelando a la heroica. El segundo tiempo fue el calco del primero para completar un gran partido.

Bayern no se dio por vencido en el partido

CHELSEA CON VENTAJA IMPORTANTE

Chelsea en calidad de visitante administrativo (la eliminatoria completa se jugará en Sevilla) sacó ventaja de 0-2, aunque al principio no fue sencillo ya que al 25’, Mendy tuvo que sacar en la línea un córner de Ótavio que se colaba dentro. Antes, Uribe lo había intentado con una volea desde la frontal que se marchó alta. Pero el Chelsea tiene dinamita arriba, y no necesita amagar. En el primer golpe, gol. En el 32′, Mount se giró de manera sublime tras un pase de Jorginho, y con un disparo raso y cruzado superó a Marchesín para hacer el 0-1.

Porto opuso resistencia, pero no soporto.

El Oporto salió a por el empate tras el paso por vestuarios, y tuvo alguna ocasión para lograr la igualada, pero los lusos no tenían su día de cara a puerta. Primero fue Mendy el que repelió el disparo de Marega, y posteriormente Luis Díaz rozó el palo con un derechazo desde la frontal. Movió fichas Tuchel, dando entrada a Pulišić y Giroud por Havertz y Werner.

Y los cambios le funcionaron, ya que en el 85′ Chilwell aprovechó un error del mexicano Jesús Corona para poner el 0-2 en el marcador, y la eliminatoria muy favorable para el equipo inglés.

El mexicano Jesús Corona no tuvo un buen partido

Leave A Reply