Una mujer fingió tener cáncer terminal y estafó a sus amigos con £ 8.500 (más de 228 mil pesos mexicanos) para pagar la boda de sus sueños.

Toni Standen, de 29 años, de West Derby, Liverpool, Inglaterra, se afeitó la cabeza para seguir fingiendo e incluso concedió entrevistas a los medios locales donde dijo que el cáncer se había extendido “por todas partes”.

Ella les dijo a sus amigos que quería que su padre Derek, quien realmente tenía una enfermedad terminal, la acompañara por el pasillo en su gran día.

Así que sus amigos de buen corazón crearon un GoFundMe instando a las personas a donar para dar a Standen y su novio James ‘la boda que se merecen’.

Derek murió antes de la boda, pero en la ceremonia se reprodujo un video que había pregrabado.

Las sospechas de un invitado se despertaron cuando Standen se reía y contaba chistes justo después de que se reprodujo el mensaje de video.

Standen finalmente quedó expuesta después de que ella afirmó haber contraído coronavirus a principios de este año y fue confrontada por dos de sus amigos quienes le preguntaron directamente si en verdad tenía cáncer fue entonces cuando ella comenzó a llorar y admitió que todo era mentira.

El juez de distrito Nicholas Sanders dijo que cometió un “abuso de confianza horrible”.

Su amiga Cheryl Aston, de 33 años, quien donó £ 525, dijo: “Ella podría haber ganado un Oscar, su actuación fue tan buena. Nos engañó a todos. Todos estábamos completamente absorbidos. Ella me dijo que se estaba muriendo y me enamoré”.

Leave A Reply