Al oficiar la misa en Catedral, el Arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, reiteró el llamado a los fieles para que no bajen la guardia, que no relajen las medidas sanitarias, pese a que han comenzado a vacunar a una parte de la población, eso no significa que la pandemia haya terminado.

Es importante cuidar de la salud y la vida propia y de los demás, lamentó que México se encuentre en el primer lugar a nivel mundial en letalidad con las defunciones del personal médico.

Durante la homilía dijo  que la penitencia no ha pasado de moda, ahora que estamos en cuaresma es importante que los fieles realicen constante oración, purifiquen el corazón, construyan un entorno de armonía y realicen obras buenas.

“Esperemos en Dios que ya los próximos domingos podamos hacer aunque sea con el tanto por ciento que nos permiten y los protocolos necesarios poder participar en nuestra eucaristía dominical, porque todos me dicen, Señor Arzobispo ¿por qué nos tienen cerradas nuestras iglesias? y hay colas en otros lugares, ¿por qué nos tienen cerradas nuestras iglesias? queremos ir a rezar, queremos ir a visitar al santísimo y hay colar en el banco, para sacar una credencial, para vacunarnos, esperemos en Dios que pronto, muy pronto volver pero para eso tenemos que seguir cuidándonos”, dijo.

Tristemente, dijo que México anda en más de 180 mil muertos por la pandemia, es una verdadera tragedia, y eso son solo las cifras oficiales hay quienes dicen eso multiplíquenlo por tres, por ello pidió cuidarse y hacer caso a lo que nos piden las autoridades de salud por el bien de t

 

 

 

Leave A Reply