El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió a la comunidad internacional mayor financiación en salud mental, ya que los efectos provocados por la inseguridad laboral o la pérdida de familiares “pueden durar más que la propia pandemia”.

En un comunicado distribuido en la víspera del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra este domingo, Guterres recordó también las enormes desigualdades que existen en el acceso a recursos de salud mental.

“En países de rentas altas, más del 75 por ciento de la gente con depresión asegura que no reciben atención adecuada, y en los de rentas bajas y medias, más del 75 por ciento de la gente con problemas de salud mental no recibe ningún tratamiento”, ha lamentado el portugués.

Leave A Reply