La agencia de noticias norcoreana KCNA ha difundido este martes fotografías de Kim Jong-Un, mucho más delgado que en anteriores apariciones, paseando por un museo donde se exponían lanza cohetes, tanques, tres misiles balísticos y un nuevo planeador hipersónico que probaron en septiembre.

El líder presidió una exhibición de sus sistemas de armas y pronunció un discurso, compartido por los canales de propaganda norcoreanos, en el que prometió construir un «ejército con una capacidad militar invencible».

Aunque Kim señaló que el desarrollo de armas es para la autodefensa y no para iniciar una guerra. «No estamos discutiendo la guerra con nadie, sino más bien para prevenir la guerra en sí y para aumentar literalmente la disuasión de la guerra para la protección de la soberanía nacional», aseguró.

También se acordó de Estados Unidos al acusar a Washington de ser la «causa raíz» de la inestabilidad de un país que pasa por una «situación económica sombría». El dictador hizo un llamamiento a los funcionarios para «mejorar la vida de los ciudadanos» porque Corea del Norte atraviesa «dificultades sin precedentes».

Leave A Reply