Después de siete meses, los integrantes de los Pueblos Unidos retiraron el bloqueo de la carretera Federal México-Puebla altura de la empresa Bonafont, ahora llamada por ellos “Casa de Cultura Altelelmecalli”.

Sin embargo, continúa la protesta contra la empresa embotelladora y exigieron la liberación de Miguel Vega, uno de los integrantes del grupo.

Los Pueblos Unidos continúan con mantas, llantas y consignas en defensa del agua.

Cabe recordar que, el plantón lo realizaron los Pueblos Unidos debido a la explotación de los mantos acuíferos de la zona, por lo que evitaron que la empresa siguiera extrayendo agua.

La embotelladora se negaba a abandonar el lugar, debido a que más de 600 familias dependen económicamente de la empresa.

 

 

 

 

 

Leave A Reply