Bomberos han envuelto la base del árbol más grande del mundo en una manta resistente al fuego como parte de un esfuerzo para salvar un famoso bosque de gigantescas secuoyas antiguas de los incendios forestales que arden en la escarpada Sierra Nevada de California.

El colosal árbol General Sherman del Bosque Gigante del Parque Nacional de Sequoia, algunas otras secuoyas, el Museo del Bosque Gigante y otros edificios fueron envueltos para protegerlos contra la posibilidad de que se produzcan llamas intensas, dijo la portavoz de los bomberos Rebecca Paterson.

La envoltura de aluminio puede soportar el calor intenso durante períodos cortos. Los funcionarios federales dijeron que han utilizado el material durante varios años en todo el oeste de EEUU para proteger de las llamas a las estructuras sensibles

Leave A Reply