El gobierno alemán de Angela Merkel desbloqueó una primera ayuda de urgencia de varios cientos de millones de euros para ayudar a los afectados por las mortales inundaciones en el oeste del país germano, donde se prevé una reconstrucción lenta y costosa.

Estas inundaciones, la mayor catástrofe natural en el país en las últimas décadas, dejaron un saldo de 170 muertos, según el balance conocido el miércoles.

En Bélgica, 31 personas perdieron la vida, lo que eleva el total de muertos por las fuertes lluvias en Europa a 201 víctimas.

Sin embargo, el número de víctimas podría aumentar, afirmó Sabine Lackner, vicepresidenta de la Agencia Federal Alemana de Emergencias Técnicas (THW), que apenas tiene esperanza de encontrar a supervivientes con vida, una semana después de las inundaciones.

Leave A Reply