Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda, y su partido, los laboristas, repetirán mandato tras conocerse su holgada victoria en las elecciones generales celebradas este sábado.

Con más del 90% de los votos escrutados, todo apunta a que el Partido Laborista tendrá la mayoría absoluta en el Parlamento lo que le permitirá gobernar esta vez sin necesidad de alianzas.

Mientas los laboristas se han hecho con un 49% de los votos, lo que les daría 64 escaños de los 120 que tiene el Parlamento neozelandés, el opositor Partido Nacional logró un 27% de los sufragios, quedándose con 35 representaciones parlamentarias.

Sin embargo Ardern, en el tono conciliador que le caracteriza, prometió que gobernará para “todos los neozelandeses”, tras iniciar su discurso de victoria en lengua maorí.

Deja una respuesta