El “primer” refugio de violencia doméstica para hombres de Australia se ha abierto en Queensland.

Sheltered By Grace ayudará a los hombres mayores de 25 años en el sureste del estado a escapar de relaciones violentas y dolorosas y les brindará el apoyo que necesitan en un momento crucial.

El refugio cuenta con alimentos y servicios públicos, habitaciones seguras y amuebladas, transporte desde y hacia las citas médicas y atención las 24 horas.

El personal también ofrece discusiones grupales semanales para ayudar a los sobrevivientes de violencia doméstica a hablar sobre sus experiencias, así como estudios bíblicos y servicios de la iglesia, para quienes lo requieran.

Un aumento de fondos de casi cien mil dólares del Gambling Community Benefit Fund permitió que el refugio, con sede en Logan, expandiera sus operaciones y construyera 12 nuevas habitaciones específicamente para hombres.

One in Three, un grupo de defensa de la violencia doméstica en línea, afirma que este es el primer refugio para hombres en el país.

El cofundador de Sheltered by Grace, Jason Loake espera obtener más fondos para expandirse aún más y ofrecer un enfoque gradual para ayudar a los sobrevivientes.

“El modelo es pasar de un alojamiento compartido a habitaciones individuales, y luego, con suerte, a su propia unidad para ver cómo están lidiando no solo con su salud mental, su salud física, sino con todo lo demás”, dijo.

“Es una gran idea ver cómo están cuidando su habitación, o en este caso, será su propia casita”.

“Si pueden ocuparse de eso, sabemos que están bien y verdaderamente preparados para valerse por sí mismos y, con suerte, nunca volverán a necesitar nuestros servicios”.

Jeremiah’s House también está tratando de reunir fondos para lanzar el segundo refugio para hombres de Australia en Bundaberg, según One in Three.

Es un logro histórico que esta instalación atienda directamente a los hombres, que la mayoría de las veces no tienen a dónde acudir cuando se enfrentan a la violencia de su pareja.

Estadísticas impactantes revelan que uno de cada 16 hombres australianos ha sufrido violencia física o sexual a manos de su pareja.

Leave A Reply